PRODUCTOS
Nuestra empresa

TENSAR S.R.L

Tensar es una empresa Argentina que desde 1980 desarrolla y produce elementos de hormigón premoldeados y pretensados. Su vasta experiencia le ha permitido incursionar en todo el país con sus productos de probada calidad. Su planta de prefabricación está situada en el Parque Industrial Alvear, Ruta Prov. A0 21 Km 286, Provincia de Santa Fe (a sólo 8 km de Rosario). Miembro de la A.A.H.P. (Asociación Argentina de Hormigón Premoldeado), organismo destinado a las técnicas de hormigón pretensado y de la prefabricación, TENSAR suscribe las recomendaciones de dicho organismo respecto a la conveniencia de adquirir productos de "fabricantes responsables y reconocidos". Los elementos de tensar son calculados y fabricados bajo estricto cumplimiento de las reglamentaciones en vigencia, en cuanto a la determinación de las cargas, coeficientes de seguridad, tensiones máximas y calidad de los materiales y procesos, lo que garantiza la seguridad y durabilidad de sus productos.

 

La utilización de la técnica de la prefabricación con hormigón, trae aparejada consigo las siguientes ventajas:

Por ser un proceso industrializado, permite un grado creciente de tecnificación, garantizando la calidad y uniformidad de sus productos.

- Los elementos premoldeados pueden utilizarse como estructurales y/o de cerramiento.
- Posibilita uniones simples, con reducido número de elementos (respecto al acero).
- Las estructuras resultan sumamente resistentes a los ataques de factores climáticos, son ignífugas y debido a la calidad de su terminación no requieren mantenimiento alguno.

Una de las principales ventajas de la prefabricación con hormigón es la rapidez de construcción: La fabricación de los elementos en forma repetitiva permite la especialización de la mano de obra y la reducción de los tiempos para las distintas tareas (preparación de mallas, armado y hormigonado).

El tiempo de endurecimiento del hormigón, que en la construcción tradicional demanda semanas, puede reducirse mediante el curado a vapor, y lograr que el hormigón alcance su resistencia de uso en un menor tiempo.

La producción en planta no está sujeta a las inclemencias climáticas por realizarse en su mayor parte en superficies cubiertas.

Los trabajos en obra (movimiento de suelos y fundaciones) se hacen en forma simultanea a la prefabricación.

Por último, el montaje puede hacerse en plazos muy reducidos, respectos a los de fabricación y bases.

Con la prefabricación con hormigón se consigue también una optimización de los materiales. Con esta técnica se hace posible un aprovechamiento integral de las secciones de hormigón. Pueden lograrse piezas más livianas y cubriendo grandes luces, generando espacios más versátiles en cuanto a su diversidad de usos y subdivisiones interiores.

Las estructuras pretensadas son menos deformables y tienen una mayor durabilidad.

Las condiciones de producción en plantas hormigoneras especiales, con materiales de controlada granulometría y humedad, las técnicas de vibrado y curado del hormigón, permiten obtener las mejores relaciones resistencia/cantidad de cemento y una calidad final que satisface la creciente demanda del mercado.

 

El pretensado consiste en la colocación dentro de las piezas de cables de acero especiales de alta resistencia a los cuales se los tracciona para introducirles un estado de precompresión. Este efecto, provocado en los elementos antes de su puesta en servicio, produce tensiones internas que contrarrestan las debidas a peso propio y sobrecargas de uso.

Puede de esta forma conseguirse eliminar o reducir las tensiones de tracción en el hormigón, esfuerzo para el cual no tiene capacidad resistente.

En piezas sometidas a flexión (vigas por ejemplo) la colocación de armaduras pretensadas inferior permite transformar la tracción (debida a las cargas) en una descompresión. El hormigón resulta comprimido en todas sus fibras, con lo que se obtiene un trabajo integral de toda la sección. Esto lo distingue del hormigón simplemente armado, donde la compresión la resiste el hormigón y la tracción el acero.

 

Esta optimización de la sección hace posible lograr piezas más esbeltas y cubrir mayores luces. Las deformaciones debidas a las cargas se reducen porque la sección de hormigón se mantiene sin fisurar y son compensadas con la contraflecha que produce el pretensado.

La tracción de los cables de pretensado aplicada en principio exteriormente, es mantenida en la pieza terminada por el mismo hormigón, el cual por el principio de acción y reacción, resulta comprimido.

Si el pretensado se realiza antes del hormigonado, recibe el nombre de "pretesado". El destesado y corte de los cables se hace después que el hormigón adquiere una resistencia determinada. La transferencia interna de esfuerzos tiene lugar por adherencia directa de la armadura pretensada y el hormigón.

La trayectoria de los cables es recta o en algunos casos poligonal, con la interposición de elementos externos que la modifican.

Para realizar el pretesado son necesarias importantes instalaciones fijas, pero no se requieren piezas accesorias ni tareas posteriores para el anclaje de las armaduras, que se realiza en forma directa.

Estas instalaciones pueden consistir en macizos de hormigón empotrados en el suelo, denominados "cabezales" (fig. 2), de dimensiones adecuadas para no superar las tensiones admisibles en el terreno.

El tesado se realiza desde uno de los extremos con gatos hidráulicos, con el otro extremo fijo en el cabezal opuesto. Los cabezales son así elementos principales e independientes del largo de la pista. Se denomina así a la superficie sobre la que se realiza el hormigonado. Si esta es una losa de hormigón, puede ser considerada y dimensionada para colaborar en la absorción de los esfuerzos de pretesado, con lo que puede conseguirse cabezales de menores dimensiones (fig. 3).

El pretensado puede ser soportado por el mismo banco de tesado sobre el que se hormigonan las piezas (fig. 4 ).

El tesado puede hacerse sobre las piezas después de fabricadas, cuando el hormigón adquiere determinada resistencia. En este caso se lo conoce como "postesado".

Los cables van por vainas incorporadas en el hormigón. El tesado se realiza con gato hidráulico desde un extremo con el otro fijo, reaccionando ambos sobre la misma pieza.

La transferencia del esfuerzo puede hacerse por adherencia directa, para lo que se requiere inyectar en las vainas mortero de cemento. Este procedimiento requiere especial control, porque de la eficiencia del llenado dependerá el resultado final.

También puede realizarse sin adherencia, por medio de la colocación en los extremos de una armadura activa de piezas especiales de anclaje. Las vainas deben ser llenadas con grasa para proteger a los cables de la corrosión.

La técnica de postensado no requiere de costosas instalaciones fijas como en el caso del pretesado, pero implica tareas posteriores como el tesado y la inyección, además de piezas accesorias.

Los elementos de producción standard y masiva, se fabrican con la técnica del pretesado (viguetas, losas huecas, paneles TT, canalones, vigas en gral.). El postesado se utiliza por lo general para elementos especiales por sus dimensiones o cargas a soportar.

Hay situaciones donde el postesado es inevitable, como puede suceder cuando la pieza descargada no es capaz de resistir la totalidad del esfuerzo de pretensado. Este es el caso de algunas vigas para puentes, por ejemplo, donde la carga permanente es muy importante. Puede entonces hacerse un pretesado, y posteriormente con el avance de la construcción, el postesado necesario.

Estos moldes son metálicos por lo general, y el desmolde puede hacerse por desplazamiento o por abatimiento de parte o totalidad de ellos, por ejemplo en vigas, o simplemente por izaje de la pieza una vez que el hormigón adquiere la resistencia suficiente (ejemplo: Canalones, paneles TT).

La vibración del hormigón puede hacerse mediante vibradores de inmersión que se introducen en el interior de la pieza de hormigón vertida dentro del molde, o por vibradores de contacto, que se aplican a los encofrados.

El otro método de prefabricación es con máquinas deslizantes. Se realiza sobre pistas o bancos de hormigonado planos o con la forma inferior de las piezas a fabricar, siendo la superficie expuesta conformada por una máquina deslizante que en su marcha conforma la pieza de hormigón.

Las piezas fabricadas con este sistema tienen una sección constante en toda su longitud, la cual está limitada sólo a la capacidad estructural del elemento y a los medios de elevación (la longitud del banco suele ser considerable).

El término prefabricación pesada hace referencia a la producción de elementos de importantes dimensiones y pesos, componentes en general de algunos de los tipos de sistemas constructivos que se describen más adelante. Podemos mencionar entre ellos vigas, columnas, paneles y canalones entre otros premoldeados. El montaje de dichos elementos debe hacerse necesariamente con algún equipo de elevación, cuya elección dependerá del tipo de obra, el entorno (espacios de maniobra, tipos de terreno), los pesos, distancias y alturas máximas a alcanzar.

La prefabricación liviana abarca a aquellos elementos cuyo peso es lo suficientemente reducido como para posibilitar el izaje y colocación de los mismos de forma manual o con el apoyo de sencillos dispositivos de elevación que simplifiquen el trabajo. El traslado a obra de las piezas se facilita haciendose más económico.

Las viguetas pretensadas constituyen el más difundido exponente de este tipo de prefabricación. Si bien se trata de elementos industrializados, el sistema de ejecución de losas que posibilitan forma ya parte de la construcción tradicional. Tensar fabrica viguetas pretensadas desde 1980, Siempre ajustadas a las reglamentaciones y normas vigentes, constituyendo un producto de calidad reconocida en todo el país.

Pueden también considerarse dentro de la categoría de prefabricación liviana otros elementos que produce Tensar : escalones, losetas, pavimento articulado, bloques, etc., pero el elemento que sin lugar a dudas tiende a ocupar un lugar preponderante dentro de la construcción de viviendas o edificaciones de similar escala es la minilosa hueca. Se trata de un elemento autoportante que permite la conformación de cubiertas o entrepisos sin necesidad de apuntalamiento y que con la simple tarea del llenado de juntas puede decirse que estructuralmente es una losa terminada.




Tensar 2010|Mitre 907. Piso 11| Tel [+54] 0341 4401719 / [+54] 0341 449-2021 |Email info(at)tensar.com.ar